Gerencia de transformación digital: 6 desafíos que enfrenta y cómo superarlos

30 de abril de 2021

En la actualidad, la gerencia de transformación digital es una de las áreas más relevantes y estratégicas para las empresas, dado el entorno de cambio y la demanda de innovación de los mercados actuales.

El equipo directivo y de trabajo se enfrenta a diferentes desafíos que debe superar para propiciar, finalmente, una migración a un entorno laboral inteligente, interconectado, digital y altamente eficiente que asegure la capacidad competitiva y la alineación a los estándares de calidad del futuro.

A continuación, le mostramos cuáles son los retos clave para esta área de gerencia y de qué forma afrontarlos con éxito. 

1. Automatizar procesos críticos y operativos

Aquellos procesos que involucran mayores volúmenes de información y que además son de importancia estratégica para las empresas deben ser prioridad en los planes de digitalización y automatización.

De esta manera, es posible evitar duplicidades y otros errores que generan costos extra y comprometen tanto la estabilidad financiera como operativa.

Un ejemplo de estos procesos claves es el control de gastos por diferentes conceptos, como los asociados a los viajes corporativos.

Por medio de una solución de control y digitalización, los empleados tendrán la posibilidad de capturar recibos y cargos para que los administradores puedan visualizarlos desde una plataforma de trabajo común y ágil.

En general, es importante que analice sus operaciones para determinar cuáles son los procesos críticos y de alta demanda informativa que puede agilizar y mejorar por medio de la transformación digital.

2. Integrar diferentes áreas

Inventarios, viajes corporativos, relaciones con clientes, marketing… Hoy, son muchas las áreas que pueden gestionarse y supervisarse en el plano digital gracias a las tecnologías y los recursos disponibles.

Sin duda, manejar procesos y departamentos esenciales de forma inteligente y automatizada siempre es la mejor opción. No obstante, ello rendirá frutos únicamente si se integran las tecnologías y existe un flujo de datos consolidado en la empresa.

Esto implica invertir únicamente en recursos que sean escalables y que tengan la capacidad de adaptarse a las características específicas del entorno de tecnologías de cada organización, así como a las dinámicas y características de sus operaciones.

Por ejemplo, un software de marketing debe poder integrarse con las soluciones que utiliza el departamento de ventas, para así generar un intercambio de información de interés para ambas áreas.

3. Optimizar la inversión en tecnologías

La gerencia de transformación digital tiene el gran desafío de dirigir las inversiones en tecnología de la empresa.

En estos tiempos, cuando la oferta de soluciones y herramientas es amplia y diversa, los gerentes deben tener la capacidad de distinguir las opciones de calidad y las que realmente generarán un impacto positivo en sus organizaciones.

Para ello, es fundamental evaluar la trayectoria de los proveedores de tecnologías, así como las características y funcionalidades específicas de sus soluciones.

Un aspecto especialmente importante cuando se trata de análisis de proveedores es el servicio posventa, especialmente en lo referente a la capacitación y el acompañamiento.

Es fundamental que el proveedor ayude a reducir la curva de aprendizaje para que las organizaciones puedan aprovechar rápidamente las herramientas y ver resultados en el corto y mediano plazo.

El servicio de soporte, por supuesto, es otro aspecto fundamental, al igual que las actualizaciones y mejoras técnicas de las soluciones.

4. Garantizar la seguridad de datos

En un entorno cada vez más digital, la seguridad de datos se ha vuelto una preocupación común y prioritaria para empresas de diferentes tamaños y sectores.

A la vez, las legislaciones están desarrollando y modernizando normas y estimulaciones de protección de información confidencial de usuarios particulares y empresariales.

Ante esta realidad, la gerencia de transformación digital debe asumir la responsabilidad de garantizar la confidencialidad de los datos internos de la empresa y sus clientes, proveedores y aliados comerciales.

Esto demanda, entre otras cosas, trabajar en conjunto con departamentos de compliance y de gestión de riesgo para definir buenas prácticas y políticas de seguridad internas.

Además, plantea la necesidad de evaluar los mecanismos y estándares de seguridad informática de las herramientas tecnológicas antes de implementarlas.

5. Garantizar el óptimo manejo de datos

Además de asegurar que los datos no sean visualizados por terceros no autorizados, la gerencia de transformación digital tiene que contribuir con una óptima gestión de la información.

Primordialmente, debe evitar que datos sensibles y de interés puedan perderse con el paso del tiempo. Al mismo tiempo, en líneas generales, es la encargada de determinar metodologías y esquemas del manejo de la documentación y la data.

En este sentido, el cloud computing (o simplemente, la nube) resulta muy recomendado.

Al almacenar la información en servidores remotos, se deja a un lado el riesgo de perder datos relevantes a raíz del deterioro de un determinado equipo informático o dispositivo físico de almacenamiento.

Por otro lado, centraliza la data y facilita el acceso múltiple y simultáneo, lo cual contribuye con el trabajo digital integrado y sistemático.

6. Gestionar el cambio

Al intentar dar el paso hacia una etapa avanzada de transformación digital, también se encontrarán obstáculos internos. Hasta las empresas de mayor tamaño y con cultura de innovación pueden experimentar resistencia o temor al cambio. Dejar a un lado tareas manuales clásicas y migrar a entornos de trabajo digitales son procesos que tienden a generar incertidumbre y presión añadida a los colaboradores.

Los gerentes de transformación digital juegan un papel protagónico en la comunicación con los trabajadores, mostrándoles las perspectivas positivas de los cambios y los objetivos que logrará la empresa a través de los mismos. También, en general, deben de ser figuras educativas sobre el proceso de innovación y sus repercusiones en el desempeño.

¡Bien! Ya conoce, a ciencia cierta, cuáles son los principales retos de la gerencia de transformación digital y de qué forma superarlos.

Si trabaja en esta área o en un departamento afín, la migración sustentable a un entorno de operación y supervisión digital e inteligente es, en líneas generales, su gran responsabilidad y desafío para el futuro cercano.

¿Le pareció útil y relevante la información que compartimos en este artículo? Si tienes dudas sobre el tema o desea su experiencia liderando la transformación digital, ¡escríbanos en la caja de comentarios!