Las claves de los viajes y los viajeros sostenibles

2 de junio de 2021

Compañías y turistas retoman dinámica de desplazamientos pero de forma más amigable con el ambiente.

El aumento en la consciencia sobre el impacto de nuestra huella de carbono, la disminución de los viajes durante la pandemia (con su respectivo efecto positivo en el medio ambiente) y el creciente compromiso de las empresas con la sostenibilidad ha motivado a las organizaciones a pensar en que sus viajes de negocios sean cada vez más sostenibles.

Con una industria de viajes que se recupera poco a poco, las empresas deben analizar de qué manera retomar sus dinámicas de desplazamientos, de forma más amigable con el medio ambiente.

Un informe reciente realizado en Europa por SAP Concur (empresa estadounidense que brinda servicios de administración de viajes y gastos a empresas) da cuenta de que el 98 por ciento de las compañías están dispuestas a hacer inversiones adicionales en la gestión de viajes para hacerlos sostenibles.

De hecho, el 31 por ciento de las compañías quiere invertir entre el 11 y el 20  en un programa de viajes más sostenibles. Es más, el 80 por ciento de los viajeros de negocios estaría más inclinado a trabajar para una compañía que incorpore la sostenibilidad en su política corporativa.

Para las organizaciones, cambiar sus políticas de viajes hacia dinámicas más sostenibles implica varias acciones. De esta manera, esto exige un flujo que lleva a las empresas a pensar en sostenibilidad desde el inicio del viaje, en su planeación, pasando por las reservaciones y, al finalizar, en los procesos de comprobación de gastos.

De acuerdo con Ricardo Jaime Reyes, experto en soluciones de gestión del gasto de SAP Concur, “gestionar con atención el impacto medioambiental de las organizaciones va más allá de ser responsables con sus comunidades, lograr eficiencias o atraer y retener a clientes y colaboradores ideales. Se trata también de dirigir empresas más sostenibles que también aportan a que los negocios sean más rentables”.

Cómo lograr viajes más sostenibles

Las compañías pueden poner en marcha distintas acciones para que sus viajes corporativos sean más sostenibles.

Desde la planeación

* Asegurar que el viaje sea absolutamente necesario.
* Mostrar a los viajeros las alternativas de vuelos de acuerdo con las emisiones de carbono.
* Recomendar hoteles que ofrezcan factura electrónica para disminuir el uso innecesario de papel.
* Sugerir opciones de carros híbridos a la hora de alquilar un vehículo.

En la reservación

* Sugerir proveedores que cumplan con los objetivos de sustentabilidad de las empresas.
* Implementar herramientas de comunicación claras para reconocer y motivar a los colaboradores que se adhieran a políticas sostenibles.

Comprobación de gastos

* Eliminación de papel para los colaboradores y proveedores.
* Aplicación móvil para la captura de comprobantes de gastos.
* Agilización de procesos y disminución de tiempo para la comprobación de gastos.


Datos interesantes sobre viajes corporativos y sostenibilidad

* 65 por ciento de las compañías afirman que sus políticas de viajes son completamente sostenibles o que la sostenibilidad es una parte integral de su política de viajes.
* 53 por ciento calificó la mejora de la visibilidad para tomar decisiones más sostenibles como uno de los factores críticos al aprobar servicios para el uso de sus viajeros corporativos.
* 35 por ciento de las empresas puso la capacitación en temas de sostenibilidad entre sus tres principales preocupaciones.

Las prácticas de los viajeros sostenibles

Con el propósito de fomentar, a través de actividades turísticas, las mejores prácticas para evitar dejar una huella nociva en los destinos, recientemente ProColombia formuló 25 acciones claves en la “Guía para ser un turista sostenible en Colombia”. Estas son algunas de ellas: 

1. Apoyar la compra de productos y servicios locales para fomentar el desarrollo comunitario.

2. Visitar un restaurante típico o de cocina tradicional o visitar una plaza de mercado.

3. Comprar un souvenir a un artesano local, conociendo el origen del producto y su proceso de elaboración.

4. Comprar a precios justos.

5. Participar en eventos culturales.

6. Elegir turoperadores éticos que tengan condiciones laborales dignas, que apoyen a la comunidad anfitriona y que promuevan el cuidado de los recursos naturales.

7. Instalarse en un alojamiento que cuide el entorno natural y cultural a través de prácticas sostenibles: uso de energías renovables, reciclaje, apoyo a emprendimientos locales, uso de productos de limpieza ecológicos, entre otros.

8. Revisar las acreditaciones de sostenibilidad de las empresas y turoperadores.

9. Ajustar hábitos de consumo, procurando el ahorro de agua y energía.

10. Usar servicios de un guía local y experimentado como forma de apoyar la economía de las comunidades y conocer de primera mano los atractivos del destino.

Lea el articulo original haga click aquí